20 octubre, 2007

Copio, pego y comparto: Homúnculo

Category: copiopegocomparto — pepe @ 19:29

Hace tiempo que cuando leo algo que me llama la atención me acuerdo de tí y me apetece compartirlo contigo. Para ello he abierto una categoría en este blog dedicada a publicar artículos, relatos o textos del caracter que sean, que me digan algo especial y quiera que tu también los disfrutes. Voy a comenzar con un corto relato que acabo de leer. Es de un escritor ruso Ilya Varshavsky titulado HOMÚNCULO

“Me despertó el timbre del teléfono. La aguja horaria del despertador luminoso señalaba las dos. Preguntándome quién me llamarla tan tarde, tomé el receptor.

—Por fin te despiertas —oí la agitada voz de Smirnov—. Por favor, ven inmediatamente.

—¿Qué ocurre?

—Una calamidad. Homúnculo ha desaparecido. Ha sido atacado por una sed de destrucción, y me estremece pensar en los desastres que puede causar en tal estado.

—¿No te he dicho…? —comencé, pero ya había colgado.

No había tiempo que perder. Fui yo quien le dio a Homúnculo ese nombre cuando Smirnov consiguió crear por primera vez un autómata pensante, con una voluntad propia, aplicando los elementos moleculares inventados por él a la construcción de un cerebro humano.

(more…)

Los bidimensionales

Category: intimísimo — pepe @ 19:10

Los bidimensionales perciben la realidad en dos dimensiones. La suya propia y la de los demás, que carece de matiz alguno y con una denominación bajo la que se homologa el denominador común de no ser la primera dimensión. Esta es la base del nacionalismo, la religión, el futbol, el sectarismo o cualquier forma de fanatismo engendrado por el ser humano.
Qué extraño debe ser observar los colores en dos dimensiones. O catalán o español. Si no eres catalán eres español. Si no eres español ¿eres catalán?. Así lo ven los bidimensionales.
Para un bidimensional existe su equipo, por ejemplo el Real Madrid y el adversario, sea el Atletico o el Barsa da igual pues ambos caen en la irremediable clasificación de los adversarios. Si dices que no eres de ningún equipo y que además te repatea el fútbol pasas tambien ipso facto a ser de los adversarios.
Para el jihadista que llama a la guerra santa tan infiel es el católico como el ateo, ambos pertenecientes a la misma dimensión de enemigos. Con el catolicismo pasa lo mismo.
Si soy bidimensional anarco, estaré privado de la capacidad de distinguir entre un demócrata liberal o uno conservador, pues para mi serán “la misma mierda”, y nunca entenderé que sean distintas heces. Si soy bidimensional de los que leen el ABC y votan al PP meteré en la misma saca rojos, socialistas, anarcos, troskistas, etarras y catalanes separatistas, porque son de la otra dimensión.
No hay grises, ni rosas, ni rojos, ni azules. Solo blanco y negro. Solo yo y mi enemigo, que es todo el que no sea como yo, vasco, budista, español, del atletí  o musulmán. A esa visión en dos colores suele acompañarse fenómenos bilaterales, como simplificar la realidad de forma exageradamente infantil. Por ejemplo, identificar puntos geográficos con ubicaciones del enemigo: Madrid es español, Washington es yankee y Barcelona catalán, como si en esos puntos no hubiese madrileños apátridas, barceloneses españolistas o norteamericanos antiimperialistas. Otro ejemplo, es el asociado a la ideología: todos son fascistas menos yo y los míos, o todos son reformistas o todos son puristas, excepto los de mi dimensión que tenemos la razón de nuestro lado ponderada, limpia y brillando de veracidad. A la par que se simplifica la realidad, se ideologiza el análisis de ésta tomando todos los elementos sobre la mesa para demostrar u defender que lo nuestro es lo mejor, es decir manipular el resultado para que todo conduzca al punto deseado por el bidimensional.
En el bidimensional el lenguaje es tan limitado como las ideas. No es útil más que lo estrictamente necesario. Se economizan esfuerzos mentales porque pensar en dos dimensiones es cómodo, fácil, seguro y permite dormir con la tranquilidad de estar justo en el lado correcto. El de los buenos.

9 octubre, 2007

Erre que erre

Category: suciapolitica — pepe @ 19:04

Con el nuevo atentado de ETA vamos a tener que sufrir el auge del contraterrorismo callejero, es decir, las manifestaciones de la AVT, del Foro de Ermua, la UGT y de todos lo demócratas defensores de la paz española. Una cosa lleva la otra, un nacionalismo se justifica con el otro, porque en sus entrañas todos llevan el mismo germen del enemigo contra el que luchar. Y digo contra el que luchar que no al que vencer, puesto que vencido y desarmado el ejercito adversario, se hace menos necesaria, por no decir inútil, la autoafirmación de la nación o la patria, cualquiera que ésta sea. Así que se revitaliza la farsa del terrorismo una vez más con la detención de Batasuna, la bomba lapa de ETA y la respuesta social con gasolina o sin ella. Todos esos buenos ciudadanos que se echarán a las calles para gritar contra el terrorismo ¿han pensado lo que están haciendo? ¿creen que con su gesto de bondad y civismo van a cambiar la orientación estratégica de los que mandan en ETA? Si lo piensan será por pura ingenuidad o simplemente como respuesta pauloviana a la manipulación gubernamental.
Las manifestaciones normalmente se hacen para reclamar algo a un Poder o como forma de demostrar una determinada fuerza, pero en el caso de las que están ya convocadas para mañana no se cumple ninguno de los dos requisitos, quedándose el objetivo de tal demostración en hacer el paripé y lavarse la conciencia. Para mirarse unos a otros en el espejo del bien, frente a la barbarie de los malos, para mirarse al ombligo, para mirarse en definitiva en la endogamia del pensamiento único. Pero que lo sepan, que así no van a acabar con ETA, porque sus jefes, esos que les llaman a salir a gritar a la rúa, no están interesados en que se acabe.

4 octubre, 2007

Los Manolos del BlackWater

Category: suciapolitica — pepe @ 17:00

En los Blackwater había Manolos, Pacos y Pepes. Hoy ha salido la noticia a la luz.
Últimamente se ha oído mucho de la más conocida empresa de seguridad que opera en Irak. Empresa de seguridad es el eufemismo que designa al ejercito de mercenarios que contrata la administración yankee como complemento turbio e invisible a los ojos de occidente de sus tropas desplegadas en la zona. Cada asesino a sueldo cuesta seis veces más que un soldado chicano, negro o portorriqueño, pero lava más blanco y no deja huellas.
La noticia el mes pasado de que el gobierno de Irak vetaría a los Blackwater sorprendió, porque desde el principio de la invasión de este país, han sido innumerables los casos de asesinatos indiscriminados contra la población civil en los que han participado las diferentes contratas de la muerte occidentales. Hace unos días, desde la administración norteamericana se promueve una investigación sobre el modus operandi de esta legión de matachines que, por lo visto se escapa a lo contratado por la mayor democracia del mundo. Un informe de que en el 80 % de los enfrentamientos en los que se vieron envueltos los Blackwater fueron éstos los primeros que dispararon ha saltado las alarmas. Un escándalo hipócrita, porque los que recurren a estos servicios saben perfectamente a quien están pagando y para qué.

Hoy ha sido un diario de economía el que ha publicado una noticia inquietante. La Gaceta de los Negocios informa de que desde el año 2002 hasta la retirada de tropas españolas en Irak en 2004 los Blackwater contrataron policías Geos, Legionarios y Paracaidistas españoles. Los legionarios y los paracaidistas a su regreso no volvieron a sus cuerpos, pero los Geos se cogieron excedencias para ir a matar iraquíes y poder regresar a España a velar por el orden democrático.
Imagino que a esos Manolos, Pacos y Pepes asesinos de niños y mujeres árabes únicamente se les puede censurar moralmente y que no está legislada la incompatibilidad de pertenecer simultáneamente a dos cuerpos represivos, uno privado internacional y otro público nacional.
Es lo que tiene el capitalismo y el libre mercado. Todo lo que sea susceptible de generar beneficios a los gobiernos está exento de ser mal visto, aunque sea matar personas.

3 octubre, 2007

La consulta de Ibarretxe

Category: suciapolitica — pepe @ 16:05

Ante un juego competitivo mi hija tiene mucho morro y opta por lo siguiente postura: si en el juego cree que va a ganar juega, si, por el contrario piensa que va a perder no juega. es una niña con muy mal perder. Ella tiene seis años y esa actitud oportunista se le puede perdonar únicamente por eso. No pasa lo mismo con los representantes del pueblo en el gobierno y en la oposición, que mientras se les llena la boca del juego de la democracia rompen la baraja mosqueados y no quieren jugar cuando esperan que los resultados no les vayan a gustar.
Que el mundo de la política esta regado con los orines de la hipocresía no es nada nuevo y sin embargo no deja de sorprender y airar cuando se manifiesta como estos días está ocurriendo con la consulta de Ibarretxe.
El lehendakari propone hacer el 28 de octubre de 2008 una consulta popular a todos los vascos sobre su propio futuro. Las reacciones han sido como ataques de alergia tanto en los políticos del PSOE como los del Partido Popular.
Se supone que una consulta es eso, unas preguntas y que no hay nada más saludable en una democracia que consultar al pueblo sobre su propio designio. Sea la cuestión a tratar en las urnas de innegable trascendencia o asuntejos de andar por casa, el hecho mismo de el referéndum es en teoría, recalco lo de en teoría, un axioma inseparable a la democracia.

Sin embrago para Maria Teresa Fernandez de la Vega esta idea es un “desvario”.Los del PP comparan el anuncio de Ibarretxe con el golpe de Estado del 23-F, tienen llagas en la garganta de decir que los Navarros decidan su propio destino y mudan de color ante la idea de que los vascos hagan lo mismo. Sin vergüenza.
Aunque solo fuese por mantener las formas un político nunca debiera oponerse frontalmente a una consulta popular. Es como los niños que solo quieren jugar a los juegos en los que no pierden.
El cinismo se plasma en los diarios, las cadenas de televisión que educan a la gente para no pensar más que en los caminos señalados. El nacionalismo español siembra la ignorancia y el autoritarismo, el nacionalismo vasco lo mismo en dirección contraria.
La democracia tiene muchos peligros, como que la gente decida autodisolverla o separarse en microestados, pero esto es así, como las lentejas, las tomas o las dejas.
Y que conste que mi opinión personal es que detrás de una buena consulta popular siempre hay un buen puchero gubernamental, como el que nos tragamos a cuenta de la OTAN y el cocinero Felipe Gonzalez hace veinte años.