28 octubre, 2006

Radio Universidad desde Oaxaca

Category: launiónhacelafuerza — pepe @ 22:44

En Radio Universidad no existe el miedo y así lo transmiten al pueblo que resiste en las barricadas de Oaxaca.
Ha habido asesinatos y heridos, ayer mataron a tres personas ( entre ellas el fotógrafo norteamericano Bradley Roland Will del medio independiente Center de Nueva York) e hirieron a veintitrés, pero las voces que se escuchan desde la radio de la Asamblea Popular del Pueblo Oaxaca no tiemblan. Entereza, valor y hasta humor transmiten las ondas en una situación de alerta permanente. Conscientes de lo que se les avecina, no se dejan llevar por el pánico o la desesperanza. Consejos para hacer frente a los botes de humo, los chorros de las tanquetas o los ataques de los perros policías, llamamientos a ocupar camiones que frenen a las tropas gubernamentales y paramilitares, se alternan con los informes que las diferentes barricadas emiten con regularidad, con las muestras de solidaridad de estudiantes y maestros del resto de los Estados o con entrevistas a los protagonistas de la resistencia. Noticias de los heridos, de los presos se suceden al llamamiento a la calma y la disciplina. Anuncios de grupos solidarios que van llegando a la capital y anuncios también del continuo flujo de llegada de furgonetas de la policía federal, lista para el asalto.

Radio Universidad da nombre a las víctimas y a los asesinos. “Estos son nuestros asesinados: Marcos García Tapia, Andrés Santiago Cruz, Pedro Martínez Martínez, Octavio Martínez Martínez, José Jiménez Colmenares, Gonzalo Sisnero Gautier, Lorenzo Sampablo Cervantes, Arcadio Hernández, , José Manuel Castro Patiño, Alejandro García Hernández, Pánfilo Hernández Vásquez, Bradley Hill, Emilio Alonso Fabián”.
En estas horas próximas a un desenlace, el pueblo de Oaxaca se prepara para la embestida de la represión. No claudican, lo tienen claro. Se mantendrán masivamente en las numerosas barricadas.
Escucharlo a miles de kilómetros de distancia pone la piel de gallina. Aún quedan pueblos con dignidad. No está todo perdido.


Sintoniza Radio Universidad, la radio de la APPO en www.radio.indymedia.org
Otros enlaces de interés sobre la situación en Oaxaca
http://www.asambleapopulardeoaxaca.com/

http://mexico.indymedia.org/oaxaca

25 octubre, 2006

350 pistolas

Category: alucinavecina — pepe @ 21:25

Anda el gallinero político soliviantado con el asunto de las 350 pistolas que ha robado ETA en Francia. No pretende este sencillo bloguero hacer un análisis pormenorizado del marco y contexto, las causas y efectos, el significante y significado de tal acción pero si , conducido por la circunspección, me gustaría advertir a mi cálida audiencia de algún detalle sin aparente trascendencia, que nos puede ofrecer mucha luz sobre tan tenebroso episodio.
Para empezar, daré por supuesto que ha sido gente de ETA la que por medios un tanto coercitivos ha sustraído el abundante armamento, aún cuando no está probado completamente este punto.
Partiendo de esta premisa me planteo la primera interrogante ¿para que quiere ETA 350 pistolas?
Para matar, coño, para matar me responderá al unísono la embravecida fila demócrata de todos los colores demócratas.
Vale. Para matar. Se supone que las armas son para eso, tanto las de la ETA como las de la policia nacional.
Mas no hace falta ser una catedrático en matemáticas avanzadas ni un gran estratega militar para suponer que 350 pistolas estarían destinadas a 350 soldados, gudaris, etarras o como se les quiera llamar. A no ser que la dotación en los comandos de la ETA sea con un revolver a cada lado, como John Waine en las películas del Oeste, en vez de lo lógico, uno por barba.
Tanto el primer supuesto como el segundo nos haría imaginar que ese hurto armamentístico va destinado a pertrechar a tres centurias largas en el primer caso y a más de centuria y media en el segundo. Y me parecen muchos gudaris en los tiempos que corren. Pongo la mano en el fuego si ETA tiene a 350 hombres y mujeres dispuestos a ir pegando tiros por ahí, tal como está la cosa.
¿A qué se debe un robo de tal proporción? Hay muchas posibilidades que apuntan resultados de índole diferente. Omito hablar de publicidad, golpe efectista y cosas por el estilo que se encuadrarían en el análisis que antes mencioné que iba a evitar. A lo que voy es ¿porque se han llevado 350 revólveres en vez de 10 o 15, cantidad ésta que se correspondería mejor con los efectivos del grupo armado actualmente?. Una respuesta pudiera ser que, una vez puestos en faena sustrajeran todo que les cabía en la furgoneta llevados por un fuerte ansia acaparadora, habitual, por otro lado, en cualquier ser humano.
El burro grande ande o no ande” “Más vale que sobre, que no que falte” “A caballo regalado no le mires el diente” serían algunos de los refranes que con exactitud antropológica nos podrían aproximar a entender esa avaricia desmedida por la pólvora y el metal. Es comprensible que los etarras arramplaran con todo lo que pudieran como los niños no conocen límite al coger chucherías en una tienda sin vigilancia.
Otra opción sería que, como en el cuento de La hormiga y la cigarra, los etarras hubieran actuado como inteligentes y previsoras hormiguitas llevando todas las semillitas que pudieran necesitar para sus futuros inviernos. Pero, aun así, esta teoría se tambalearía, ya que lo justo sería que se hubieran llevado, 10 o 15 pistolas y cuarenta cajas de munición. Más aun cuando se supone que a medio plazo van a abandonar la violencia.
Y aquí es donde me asalta la intriga y la duda. Abolido el servicio militar y por ello la escuela obligatoria del ejército, resulta más difícil e inaccesible aprender el manejo de las armas que antaño, cuando nuestros padres se chupaban tres años en el ejército de leva. Por eso, quizás, los jóvenes que son llamados a las filas de ETA posean un conocimiento muy limitado en el uso de los diversos instrumentos de la muerte disponibles en el mercado, reduciéndose su experiencia militar a apuntar, apretar el gatillo y salir corriendo.
En este caso no sorprendería que las 350 pistolas fueran destinadas para un reducido número de etarras con escasa experiencia, que les darían un uso de “disparar y tirar”. Es decir, finalizado el cargador después de las seis balas, desecharan el arma, la tiraran cívicamente a un contenedor de reciclaje y continuaran la tarea con un revolver distinto. Y así sucesivamente hasta 350. Si bien este método no parece rentable haciendo un estudio superficial con las variables de coste del arma, coste de los cursillos de aprendizaje en profundidad, del almacenaje y los salarios o mantenimiento de los portadores de las mismas, no cabe duda que puede ser viable, teniendo en cuenta que las famosas 350 pistolas les han salido casi por la patilla, descontando el alquiler o robo de la furgoneta de transporte.

Puede ocurrir también que toda España esté pecando de mal pensados y que este aprovisionamiento de arsenal entre dentro de la propia estrategia de desarme de ETA, a la cual pretenda darle la organización todo el glamour y ostentosidad que merece. Detengamonos aqui un momento.
Todos hemos visto las imágenes en la tele de entregas de armas en diferentes conflictos del mundo, en los que haciendo una cola los futuros desarmados, van pasando mal afeitados, dejando fusiles y metralletas, subfusiles y bazokas, pistolas y granadas de mano, apilados de manera anárquica y basta en montones de chatarra metálica.
Sobrestimamos a ETA haciendo una gala de estas características, pero con la ayuda de 350 revólveres la cosa sería mucho más vistosa y espectacular. Esto según los más prestigiosos analistas estaría en consonancia con la línea estética de raso brillantoso que usó ETA para anunciar el último alto al fuego.
Incluso los dichosos 350 pistolones pueden servir como presente, a modo de regalo de empresa, recuerdo o souvenir, que, envueltos individualmente en una elegante cajita de madera forrada por dentro con terciopelo granate y con una sobria chapa grabada con un sencillo “2007, el año de que dejamos las armas” pudieran entregarse en consistorios e instituciones diversas. (A más de uno se le ocurriría añadir a este emotivo regalo un chip que al abrir la cajita hiciera sonar la banda sonora original de esa preciosa película protagonizada por Rock Hudson, “Adiós a las armas” o incluso una versión más cañera en reggaeton del eusko gudariak fundido en suave cadencia con el himno español o el Macarena de Los del Rio, pero he de decir que esto me parecería pomposo y de nuevo rico, y por tanto no procedería lo más mínimo).

Con todo lo expuesto, terminaré haciéndote reflexionar, amigo lector, amiga lectora, sobre la importancia de los pequeños detalles y la insignificancia de la primera impresión. Pues como dijo el poeta indio Khalil Gibran, o el monje tibetano Lobsang Rampa, o o alguien así por el estilo: “No dejes que los árboles te impidan ver el bosque

19 octubre, 2006

Apartamento en Oropesa

Category: intimísimo — pepe @ 15:27

Aquí estoy de nuevo, después de un tiempo de silencio que al visitante habitual del blog habrá venido bien para especular con mi fallecimiento, el desbordante crecimiento de mi mundo interior o incluso la posibilidad de que me haya tocado la lotería y haya abandonado por completo la senda de austeridad y meditación que desde hace 39 años tomé como norte. Nada de eso ha ocurrido.

La verdad es que si no escribo no es porque cada día no me siga asombrando de la estupidez humana, tanto en su faceta ignorante como en la intelectual y me considere en el quijotesco papel de denunciarla por mis pobres medios. Ocurre tan solo que hay momentos en la vida de las personas, categoría a la que por ahora sigo adscrito, en los que prefieres ver, oir y callar. Fases en las que si hablas es difícil calibrar el sentido de las palabras, pudiendo componer bellos sonetos evocadores o regurgitar horrorosos regueros de mierda liquida, o ambos alternando, y ante la duda mejor se está calladito.

Tengo varios juguetitos a los que casi no hago caso, entre ellos este blog y tan solo los que implican responsabilidades colectivas me obligan a llevar una mínima constancia.

En fin, que únicamente escribo estas letras para que tu, querido amigo lector, que has sabido elegir entre el infinito de la blogosferia y más allá que ofrece Internet, echar un vistazo a este lugar, no creas que Bajolaalfombra ha muerto.

Para nada, y menos ahora que estreno casa en sindios.info, dominio que, en la medida de tiempo y aptitudes personales a desarrollar, logre perfeccionar el arte del diseño de webs, estará repleto de información del grupo, a titulo póstumo.

Mientras tanto estoy contigo en la distancia de este espacio virtual y te pido, te ruego e incluso te suplico humildemente, que no me abandones, pues ya lo ha hecho mucha gente y eso es muy feo. Añade esta dirección a tus favoritos y visítame de vez en cuando. Así juntos tú y yo podremos llegar al número de visitas necesario para que me toque el apartamento en Oropesa que Nodo 50 obsequia todos los años a las webs más transitadas.

Un saludo y a cuidarse, que la cosa no es para menos.

8 octubre, 2006

Sin Perdón

Category: suciapolitica — pepe @ 00:58

Desde que en este año, Sin Dios nos separamos he alternado haciendo varias cosas, entre ellas un nuevo grupo de ruido. No he querido contarlo hasta que fuera un proyecto medianamente serio. Al fin, después de un mes ensayando de continuo puedo anunciar a bombo y platillo que el nuevo proyecto se llama Sin Perdón y que tenemos ya cinco temas “en el candelabro”.

La iniciativa del grupo surgió de Fede, de Sin Dios, y aunque fui reticente durante un cuarto de hora, pasados los quince minutos de escepticismo, nos metimos fondo con gran ilusión. Fede, está tocando el bajo, aunque quizás no sea permanente, pues ya hay otros candidatos para ese instrumento y él prefiere estar en la sombra haciendo el sonido. Como batería contamos con un fuera de serie, Manu, de padres españoles pero que se ha pasado toda su vida en Finlandia, con lo que habla poco castellano y a veces nos cuesta entendernos. Es probable que metamos un segundo guitarrista aunque por ahora estamos componiendo y tocando los tres, Fede, Manu y yo.

En lo personal me está dando mucha vidilla y me sorprendo como un adolescente deseando que lleguen los ensayos y componiendo en casa canciones mientras mi hijita, tapandose los oidos me da aliento: “Eres el papá que mejor toca la guitarra del mundo” me dice la criatura.

El nombre de Sin Perdón no es muy original y hay, que sepamos, otros dos grupos con ese nombre, uno en Chile y otro por aquí de miembros de 091. Pero como tanto en lo geográfico como en lo musical distamos de esas bandas, nos da igual, no vamos a buscar otra denominación.

Cuando ya tengamos algo grabado haremos una Web del grupo desde la que se puedan descargar los temas. La idea que tenemos es de distribuirlo todo gratuitamente por Internet. El tema de la distribución alternativa y el dinero me aburre en demasía, después de haber estado en dos proyectos así y no quiero dedicarle ni un minuto de mi tiempo a esos menesteres. Quien quiera nuestra música que se la baje, quien quiera tostarla que lo haga y quien quiera venderla que lo haga también. Nos da igual, solo queremos difundirla.

En lo musical el estilo es, ruido libertario, hardcore, punk o heavymetal y aunque tratamos de hacer algo diferente a SinDios, la verdad es que al ser la guitarra y la voz las mismas suena un poco en esa línea. Con las letras ocurre también algo parecido. No vamos a cantar ni al amor, ni al consumo, ni a las pajas personales.

En el tema de conciertos vamos a seguir una línea a nuestro gusto. No queremos cobrar por tocar, ni mucho ni poco. Ni cubrir gastos ni nada por el estilo. Los tres trabajamos y para nosotros el grupo es ocio y militancia y nos lo pagamos nosotros, porque lo disfrutamos nosotros. Si nos apetece viajar lo haremos, sino nos quedamos tocando por la zona, pero no vamos a sentirnos obligados a ir peregrinando por las mecas de la escena como requisito para ser considerados nada. No planeamos el futuro, solo vivimos el presente y no queremos hacerlo como grupo cerca de la comercialidad, ni las pautas y circuitos establecidos. No lo hicimos de jovenes, no vamos a hacer el tonto ahora.

Ya iré contando las novedades que surjan.